Hablemos de la Hipertensión Arterial

8 septiembre, 2020 by in category Beneficios de la Naturaleza with 0 and 0
Home > Blog Natural > Beneficios de la Naturaleza > Hablemos de la Hipertensión Arterial

¿Qué es la Hipertensión?: es la presión arterial alta, y se trata de uno de los mayores riesgos de padecer un infarto. Una gran proporción de estas muertes podría evitarse con una alimentación saludable que reduzca el consumo de sal, practicar ejercicio físico y evitar el consumo de tabaco.

La Hipertensión o presión arterial alta se la conoce como el asesino silencioso porque no suele presentar síntomas, pero puede causar graves problemas de salud como Derrames CerebralesInsuficiencia CardiacaInfarto e Insuficiencia Renal.

Para mantener su corazón sano, es importante regular la ingesta de sal diaria porque tanto en los alimentos que preparamos en casa como en los alimentos procesados, estamos teniendo un alto consumo que afecta la tensión arterial.

 

¿Qué debemos saber del consumo de la sal y cuanto debemos consumir?

  • El elevado consumo de sodio (> 2 gramos/día, equivalente a 5 gramos de sal por día. Se multiplica por 2.54 el valor del sodio para saber equivalencia en sal) y la absorción insuficiente de potasio (menos de 3,5 gramos por día) contribuyen a la hipertensión arterial y aumentan el riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular.
  • La sal es la principal fuente de sodio en nuestra alimentación, aunque también puede aportarlo el glutamato de sodio, un condimento utilizado en muchas partes del mundo.
  • La mayoría de las personas consumen demasiada sal, de 9 a 12 gramos por día en promedio, es decir, dos veces la ingesta máxima recomendada.
  • Un consumo de sal inferior a 5 gramos diarios en el adulto contribuye a disminuir la tensión arterial y el riesgo de enfermedad cardiovascular, accidente cerebrovascular e infarto de miocardio.
  • El principal beneficio de reducir la ingesta de sal es la correspondiente disminución de la hipertensión arterial.
  • Los Estados Miembros de la OMS han acordado reducir en un 30% el consumo de sal de la población mundial de aquí al 2025.
  • La reducción de la ingesta de sal se considera una de las medidas más costo eficaz que los países pueden tomar para mejorar la situación sanitaria de la población.
  • Las medidas principales de reducción generarán un año más de vida sana a un costo inferior al ingreso anual medio o al producto interno bruto por persona.

SE ESTIMA QUE CADA AÑO SE PODRÍA EVITAR 2,5 MILLONES DE DEFUNCIONES SI EL CONSUMO DE SAL A NIVEL MUNDIAL SE REDUJERA AL NIVEL RECOMENDADO.

 

¿Hay alternativas de la sal?

Ningún tipo es mejor o peor. La sal es sal y tendrá el mismo efecto en su presión arterial.

Hay alternativas bajas en sal, que tienen menos sodio que la sal regular y pueden ser útiles para consumir menos sodio, pero al final debemos ser conscientes que estamos aportando de igual forma sodio al mismo sodio que ya traen nuestros alimentos de manera natural.

Entre estas sales, tenemos:

Alternativas a la sal hay muchas:

  • Sal Marina.
  • Sal de la Roca.
  • Sal Rosa del Himalaya.
  • Sal Kosher
  • Y mucho más.

La buena noticia es que en Colombia ya contamos con una alternativa que vale la pena mencionar como lo es la sal a base de Cloruro de Potasio y, por ende, tiene 0% Sodio, la cual es ideal para contribuir de forma importante en la reducción de la ingesta de sodio. Este tipo de sal es ideal para pacientes hipertensos, diabéticos, obesos y para todas aquellas personas, que hoy se preocupan por una alimentación saludable.

Recomendaciones para reducir el consumo de sal

  • Para los adultos: la OMS recomienda consumir menos de 5 gramos (un poco menos que una cucharadita de té) de sal por día.
  • Para los niños entre 2 y 15 años, la OMS recomienda ajustar la ingesta de sal a la baja, sugiriendo la misma proporción que se define para los adultos, pero esta sugerencia va más en función a las necesidades energéticas de los niños. Esta recomendación no comprende el periodo de lactancia natural exclusiva (de 0 a 6 meses), ni el de alimentación complementaria de la lactancia natural (de 6 a 24 meses).
  • En mujeres embarazadas, se recomienda consumir sal yodada, es decir «enriquecida» con yodo, lo cual es esencial para un desarrollo sano del cerebro del feto y del niño pequeño, así como para optimizar las funciones mentales en general.

 

En el hogar, se puede reducir el consumo de sal:

  • No agregando sal durante la preparación de los alimentos, a menos que sea sal a base de Cloruro de Potasio.
  • No poniendo saleros en la mesa o usar la sal a base de cloruro de potasio en los saleros.
  • Limitando el consumo de productos salados en las “once de la mañana” o en las “once de la tarde”.
  • Escogiendo productos hiposódicos.

 

Add comment

Todos los derechos Reservados Marnys Andina ~ Diseño: Andrea Bustillo

Marnys Andina no se hace responsable por el uso que usted le de al contenido en el BLOG.